De iPhone OS a iOS 9, la evolución del sistema operativo que lo cambió todo

Con iOS 10 a la vuelta de la esquina, repasamos la historia del sistema operativo que revolucionó el concepto del smartphone y de la tablet, y cambió Apple para siempre.

El 9 de enero de 2007, cientos de asistentes esperan ansiosos en el salón de eventos del Moscone Center a que Steve Jobs presente el nuevo producto de Apple. Los rumores hablaban de de que el iPod ahora tendría capacidad para hacer llamadas. Nadie imaginaba que ese día cambiaría el mercado de smartphones para siempre.

Con el iPhone llegaba iPhone OS 1. Aunque Steve Jobs siempre hablaba de “OS X”, se refería a las bases del sistema operativo. Toda la interfaz había sido reinventada para el entorno multitáctil. Desde su creación, el iPhone ha permanecido como el estándar a batir de la industria, tanto en software y hardware.

iPhone OS 1

2

Técnicamente nunca fue denominado así. Apple siempre habló de “OS X para el iPhone” hasta un año después. Las aplicaciones venían en forma de web, y solo Apple disponía de la capacidad para hacer aplicaciones nativas.

Con los primeros jailbreak se abrió la posibilidad de que otros pudieran programar aplicaciones nativas, pero era muy rudimentario. Un de las primeras apps de terceros: Twitterrific, para poder tuitear desde el iPhone o el iPod Touch.

iPhone OS 2

10

Apple vio que tener aplicaciones nativas de otros era obligatorio, y creó la App Store y el kit de desarrollo de software. Una actualización gratuita en iPhone, pero que costaba 9,95 dólares en el iPod Touch.

Apple se quedaría el 30% del precio de venta, pero se encargaría de la distribución y facturación. Nacía así una época dorada para el software móvil.

iPhone OS 3

3

Copiar y pegar por fin llegaban al iPhone, y soporte para MMS. La mensajería multimedia era boyante en Estados Unidos y fue muy bien recibido allí. Su precio fue rebajado a 4,95 dólares para los usuarios de iPod Touch.

Añadía también navegación por turnos en la aplicación de Mapas, poder grabar vídeo, Find my iPhone, búsqueda con Spotlight, compartir conexiónpor USB o Bluetooth, y notificaciones push, entre otros.

Fue la primera versión del sistema operativo que empezó a restringir opciones a hardware antiguo. Unos meses después, con la versión 3.2 pasaría a llamarse “iOS” y añadía el iPad a su lista de dispositivos.

iOS 4

11

Seguramente uno de los saltos más revolucionarios. Las actualizaciones pasaban a ser gratuitas también para los iPod Touch, una estrategia de precios que Apple acabó llevando al Mac años después.

Con iOS 4 llegaba FaceTime, Game Center, Ping, la fallida red social dentro de iTunes, iBooks, la multitarea de aplicaciones total, las carpetas de aplicaciones, soporte para pantallas Retina, y muchos más cambios. Con iOS 4.2 llegó AirPlay, AirPrint y la unificación de software en iPhone y iPad.

iOS 5

4

Tras mucho sufrimiento, llegaba el centro de notificaciones a iOS. Los usuarios por fin podrían controlar y administrar mejor sus notificaciones.

También llegaron Siri, el asistente personal por voz, e iCloud, un conjunto de servicios de Apple para almacenar datos fuera del sistema. Por fin iTunes dejaba de ser necesario para activar y sincronizar datos.

También llegaba la aplicación de Reminders, Newsstand —que iba a revolucionar los medios digitales— y la integración con Twitter para compartir contenido. La aplicación de Música pasaba a llamarse así, y dejaba el nombre de iPod atrás.

iOS 6

<> on June 11, 2012 in San Francisco, California.

Apple creaba su propio sistema de mapas y abandonaba Google Maps. Un cambio dramático que aún levanta ampollas.

Siri aprendía idiomas, entre ellos el español. Facebook se unía a Twitter en la lista de servicios integrados. Ahora podías escribir en esos servicios desde el centro de notificaciones también.

Llegaba Passbook, la aplicación para gestionar entradas, tickets, cupones y billetes de eventos. Y entre otros mil cambios, FaceTime empezaba a funcionar en conexiones celulares y los podcasts se independizaban como aplicación independiente fuera de la app de música.

iOS 7

8

Jony Ive tomó las riendas del diseño del software. El británico y su equipo dieron la vuelta a la interfaz de iOS con una remodelación completa. El lector de huellas del iPhone 5s hacía posible Touch ID, y la gestión de la seguridad a través de las huellas dactilares del usuario.

Spotlight pasaba a estar de forma universal en la parte superior, y se añadía el Control Center para poder cambiar rápidamente ajustes del dispositivo. También llegaba iTunes Radio.

AirDrop permitía enviar archivos entre iPhones y Mac en local, y FaceTime añadía llamadas solo de audio. CarPlay llegaría con iOS 7.1 para poder usar el iPhone con una interfaz adecuada en tu automóvil.

iOS 8

7

Tras el cambio radical de su antecesor, iOS 8 venía a poner un poco de orden. Cientos de pequeños cambios de interfaz y rendimiento se encargaron de ello. Una de las novedades más interesantes fue Apple Pay, el sistema de pagos unificado de Apple que se extendería del mundo físico a las compras online.

Llegaban las extensiones para que unas apliaciones se comunicaran con otras, y Health.app, la aplicación para unificar los datos de salud y fitness del usuario. Con Continuity podías retomar un email, o una llamada en un Mac tras empezar en un iPhone o iPad. Y a nivel personalización llegaba algo muy esperado: aplicaciones de teclados de otros desarrolladores.

Con iOS 8.2 también se añadía soporte para el Apple Watch, que llegaba al mercado en primavera de 2015. Con iOS 8.4 llegaba Apple Music, la respuesta de Apple al mundo de la música en streaming. Una aplicación controvertida y que confundía a muchos usuarios al combinar sus bibliotecas de música previas con las nuevas.

iOS 9

6

Mejoras de rendimiento para dispositivos antiguos como el iPhone 4S o el iPad 2. CarPlay ya no necesitaba estar conectado por USB, y Siri nos contestaba más rápido. La búsqueda se integraba en todo el sistema operativo, incluyendo las apps instaladas. Passbook se reinventaba como Apple Wallet.

Tras el olvido de Newsstand, Apple News tomaba su lugar. El teclado del iPad añadía muchas funcionalidades, y llegaba la muy esperada función depantalla partida al iPad. Sumado al Picture-in-Picture podíamos ver varias cosas a la vez.

También llegaba iCloud Drive y mejoras para la gestión del consumo de batería por parte de aplicaciones. Y para los nuevos iPhone, Apple añadía 3D Touch.

¿iOS 10, iOS X?

tim_cook

El iPad sigue siendo un esclavo del iPhone. Apple necesita diferenciar de formas más clave ambos dispositivos. Añadir más funciones para estos nuevos iPad Pro que inundan el mercado. Dicho esto, estaría bien que la pantalla partida llegase a los iPhone Plus, o al menos el formato de Picture-in-Picture.

Siri cada vez será más protagonista. Desde su lanzamiento ha ido aprendiendo a responder más y más cosas, pero no acaba de despegar como interfaz única para la mayoría. Si acaban abriendo Siri a más desarrolladores, la utilidad de Siri aumentará de forma exponencial.

Apple Music debe ser reconstruida desde casi cero. Hay cosas que funcionan muy bien como la radio, pero sigue siendo confusa para algunos usuarios. ¿Y por qué sigue siendo Beats 1 la única radio propia de Apple? ¿Por qué no una Beats K-Pop? ¿Beats Rock? ¿Beats Classic? ¿Y más allá de la música quizá hacia deportes? Hay mucho donde expandirse.

Apple Pay se extenderá a más servicios. Podría llegar a la web en forma de pasarela de pago para servicios y publicaciones varias, y luchar contra PayPal, Stripe, etc.

FUENTE:hipertextual

About the author : Karla Samaniego