Los ultrasonidos podrían sustituir los sensores de proximidad, smartphones aún más delgados

Hace tiempo que los ingenieros de Elliptic Labs llevan sorprendiéndonos con diversas aplicaciones potenciales de los ultrasonidos. En 2011 ya mostraban una base para el iPad con control de gestos integrada, y hace algo más de un año nos prometían que esa tecnología podría llegar a los smartphones.

Esas ideas no han acabado de cuajar -al menos, no de momento-, pero esta empresa quiere volver a intentarlo y aplicar las ventajas de los ultrasonidos a los smartphones, aunque con otro objetivo: el desustituir el tradicional sensor de proximidad de estos dispositivos con esta tecnología.

La idea es la de usar esta tecnología en conjunción con un software al que han llamado Beauty y que haría que pudiésemos prescindir del sensor de proximidad -basado en un sensor de infrarojos- y toda la circuitería que necesita. El hardware de nuestros smartphones ya cuenta con lo necesario para emitir esos ultrasonidos y detectar así si tenemos el teléfono pegado a la oreja o no para activar o desactivar la pantalla.

En Elliptic Labs prometen que esta solución es “equivalente o mejor” a las alternativas basadas en infrarrojos tanto en latencia y precisión. No hay tampoco incremento del consumo energético, y se reduciría el coste y complejidad de fabricación de estos dispositivos. Entre otras cosas, esto podría hacer que los smartphones siguiesen ganando terreno en esa batalla por la delgadez extrema.

FUENTE: Xataka

About the author : Diana Avilés